(55) 5236-5420

01-800 849 20 89

Servicio Express a todo el Pais

¿Cómo hacer que tu tapete de yoga dure más tiempo?

Tapetes para Yoga

Practicar yoga es como ir al trabajo, al colegio o al gimnasio, porque para muchos es una tarea que deben hacer para completar su día a día. Cumplir con esta disciplina no requiere de mayores esfuerzos más que las propias ganas de realizarlo y para que esto pase es necesario cuidar de lo que es prácticamente el único elemento externo, el tapete.

Más allá de tener un lindo tapete para yoga con un buen diseño y color, es fundamental hacer una buena elección. Antes comprar un tapete para yoga en internet, intenta visitar tiendas físicas donde puedas evaluar las diferentes texturas, tamaños y grosores.

Consérvalo adecuadamente, es tu responsabilidad. Tener el tapete limpio es una tarea difícil pero no imposible. A pesar de que mayormente está en el piso, cuidarlo es muy fácil y no toma mucho tiempo. Lavar tu tapete para yoga es sencillo, solo debes sacudir el exceso de polvo y demás residuos, mezclar agua (fría o tibia) y jabón para enjabonar todo el tapete y por último solo debes enjuagarlo con abundante agua y tenderlo para que se seque bien.

Tu tapete para yoga durará tanto como lo cuides. Aunque vayas a meditar al aire libre, asegúrate de inspeccionar el área previamente para evitar causarle daños a irreparables. De igual forma, si vas a hacer yoga en interiores no estará demás echarle un vistazo en el área.

Puedes tener uno o más tapetes para yoga, ya que, no hay un límite y así evitarás el desgaste de tu tapete. Todo esto va a depender de cómo y con que está diseñado por lo que puede llegar a durar hasta 10 años. Puedes optar por un tapete rugoso para garantizar la firmeza y el agarre, uno natural o un tapete para principiantes de buena calidad.