(55) 5236-5420

01-800 849 20 89

Servicio Express a todo el Pais

Topes reductores de velocidad

La señalización vial, una asignatura pendiente.

 

Hoy e día la señalización vial es muy importante para la vida cotidiana, estas nos advierten de los limites, peligros o dirección que debemos tomar. Sin ellas las calles de nuestras ciudades, carreteras y barrios sería un caos, pero no solo vales con colocarlas de cualquier manera, deben estar en una situación correcta y ser comprensibles.

Debido a que cada día hay más distracciones al volante o cuando caminamos los accidentes van en aumento, la mayoría se deben a despistes o negligencias de las personas, si colocamos medidas de protección activa en puntos críticos donde se puede producir un accidente, reduciremos las estadísticas y mejoraremos la conciliación entre personas y coches.

Los pasos de peatones son los que mayor índice de siniestralidad tienen, muy seguidos de los cruces con poca visibilidad, como podríamos mejorar la seguridad de estas dos zonas y evitar accidentes como los atropellos. Pues la respuesta es muy fácil, con la implantación de medidas de prevención activa como los reductores de velocidad, trafitambos, barricadas, señalización para ciegos o invidentes y los pasos de peatones elevados del nivel de la carretera, pero estas medidas no sirven de mucho si no van acompañadas de señales visuales, ya que, aun cumplan su función cuando un vehículo circula a exceso de velocidad, si el conductor no se percata de su presencia puede sufrir daños en el vehículo, por este motivo una buena advertencia de su presencia 15 o 20 metros antes es lo ideal.

Estas medidas pueden ir acompañadas de advertencia verticales como las señales de toda la vida, o bien estar señalizadas con diodos luminosos que desprenden una luz conforme nos acercamos a ellas, de esta manera siempre serán visibles, aunque sea de noche.